By Daniel Reig
22/10/2021

El uso de la mascarilla ha aumentado los casos de bruxismo

El bruxismo es un trastorno que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula y rechinar los dientes, produciendo el desgaste de los mismos y tensión en la musculatura mandibular y la articulación temporomandibular. Un gran número de personas que sufren esta patología no son conscientes de ello, por lo que no la tratan adecuadamente y acaba derivando en problemas más graves como dolor en los músculos del cuello, cefalea, trastornos del sueño, limitación del movimiento mandibular o desgaste en el esmalte de los dientes.

Aunque esta patología la sufría previamente a la pandemia aproximadamente un 70% de la población española, el uso de la mascarilla ha hecho que se incremente esta cifra por varias razones:

• La musculatura de la boca se tensa de manera involuntaria con el roce de la mascarilla, ya que existe un estímulo sensitivo constante.

 Al hablar con la mascarilla se modifica la forma de vocalizar, ya que se ve afectada la movilidad de la mandíbula y por tanto, aumenta la tensión de la musculatura facial.

• De forma inconsciente, muchas personas adelantan la mandíbula para tomar aire por la boca cuando llevan puesta la mascarilla, ya que con ella puesta puede dar la sensación de que cuesta más respirar.

El uso de la mascarilla ha aumentado los casos de bruxismo 1 2024

Para tratar el bruxismo, por un lado,  lo ideal es que visites a un dentista especializado para que haga su estudio pertinente de tu dentadura. Por otra parte, es muy recomendable que acudas a un fisioterapeuta que evalúe con precisión el origen del problema y te ayude a restaurar el movimiento natural de tu boca y reducir el dolor.

En nuestra clínica de fisioterapia y osteopatía de Jaén estaremos encantados de atenderte o solucionar tus dudas sobre el tema en cualquier momento, ¡no dudes en consultarnos!

Si te ha gustado el artículo, compártelo:
Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Mas artículos interesantes:

19/04/2022